Quiénes Somos

El Centro de Estudios Universitarios, Políticos y Sociales, denominado Igualdad.Argentina, surge como iniciativa de un grupo de personas, que incluye a investigadores/as, docentes y profesionales, que desarrollan su actividad en ámbitos de la administración pública o en el ámbito privado, preocupados y preocupadas por generar espacios en donde tratar de manera interdisciplinar y multidisciplinar los temas que puedan aportar a la construcción de una realidad más equitativa. El propósito de nuestra institución es reunir a quienes desde distintos lugares, académicos, profesionales, de trabajo, quieran contribuir con sus conocimientos y sus experiencias a la discusión y formulación de políticas públicas.

En nuestro país hemos tenido una larga y dolorosa experiencia de desarticulación y vaciamiento del Estado, y no sólo en el sentido patrimonial, de enajenación incluso de bienes estratégicos, sino también desde el punto de vista de la necesidad de la presencia del estado para garantizar los derechos de los ciudadanos y las ciudadanas.

En este sentido las áreas de trabajo abordan los temas vinculados a la educación, las políticas sociales para combatir la pobreza, las políticas que promuevan la igualdad género y respeto a la diversidad, la preocupación por las políticas de uso del suelo y garantizar la vivienda digna y la convivencia y la seguridad ciudadana, la defensa del patrimonio y el desarrollo cultural, el desarrollo sustentable, las políticas económicas y productivas y todas aquellas cuestiones que fortalezcan un estado inclusivo, participativo y transparente. Desde Igualdad.Argentina colaboramos en la discusión y elaboración de proyectos con l@s diputad@s provinciales Silvia Augsburger y Rubén Giustiniani, quienes desde el ámbito legislativo han priorizado y priorizan los temas que aportan a la construcción de una sociedad más justa e igualitaria. L@s invitamos a sumarse, a integrar nuestras comisiones y grupos de trabajo, en la convicción de que desde la discusión y el intercambio de opiniones es posible pensar formas nuevas de abordar las nuevas desigualdades.